II

Los mataperros,

salvados por el polvo,

del sol disienten.